Bloodfiend: “el Death Metal siempre es el camino”

Escaneando la escena: 10 preguntas y un bonus track

Nota por Hugo García

Desde su aparición en 2009 con el demo “Revolving Death”, Bloodfiend irrumpió en la escena argentina con una dosis letal de Death Metal sin concesiones.  11 años, cuatro LPs, un split y un Ep más tarde, la cosa sigue igual. “Creature of the Catacombs” es el flamante nuevo trabajo de este combo formado por El Podrido en voces, Fernando Larriestra en bajo y Walter Thompson en guitarra.

El diálogo con Jedbangers fue, justamente, con el encargado de raspar las seis cuerdas en Bloodfiend. Walter tiene un largo historial en el Under de Buenos Aires. Grabó discos con Avernal y The Killing, pasó brevemente por Buffalo y Matan S.A, tocó en vivo con Devastación, y no hace tanto estuvo haciendo de las suyas con DestroyTheHumans y Necronizer. Pero está claro que la mayor parte de su energía está puesta en Bloodfiend, el grupo que lleva adelante a la distancia, porque mientras sus compañeros viven en Ciudad de Buenos Aires, él habita Comodoro Rivadavia.

1- A pesar de la pandemia y cuarentena, pudieron editar material en 2020. ¿Cómo lograron hacerlo?

Walter Thompson: La verdad, no fue fácil. Pero teníamos grabado gran parte del disco antes de que comience la pandemia, en 2019 grabamos la batería y las guitarras básicas. Yo viajé a Bs As en febrero y empezamos a producir las voces. Solo estuve presente en la primera tanda de grabación de voces en febrero de 2020 y pensaba volver para julio y bueno, tuvimos que adaptarnos. Así que todo fue terminado a la distancia, íbamos escuchando lo que grabábamos y tomando decisiones sobre la marcha, viendo si a los temas les faltaba algo. Ya teníamos en mente que queríamos agregar unos solos de guitarra en varios temas, y cuando tocamos con Avernal en noviembre de 2019 le propuse a Fede Ramos (guitarrista de Avernal) que los grabe él, así que fue un proceso relajado. Una vez que tuvimos los temas más avanzados le pasamos todo el disco y le dijimos donde queríamos los solos y que también si a él se le ocurriera meter alguno en algún lugar que nosotros no teníamos en vista que no deje de intentarlo. Así fue cómo aportó mucho para que esta obra sea lo que finalmente termino siendo.

 2- ¿Cómo fue la grabación de “Creature of the Catacombs”?

Walter Thompson: El disco se grabó en el estudio de Gregorio Kochian, que es el guitarrista y cantante de Prion. Venimos grabando ahí desde nuestro segundo disco “Dead Blood Madness”. Nos sentimos como en casa grabando ahí, aparte de que es un muy buen estudio y con el equipamiento necesario. Siempre solemos grabar la batería y las guitarras de manera muy rápida y cruda, tratamos de hacer buenas tomas más que cortar y pegar. Así que el esqueleto principal de todas las canciones las grabamos en 2019, luego fui escuchando los temas y agregando algunos arreglos y melodías. A comienzos de 2020 empezamos a grabar las voces y el bajo. La verdad que viéndolo en perspectiva, nos llevó casi 1 año y medio, pero no es que estuvimos mucho tiempo gastando horas de estudio, sino más bien que las sesiones fueron espaciadas, eso nos dio una perspectiva diferente y nos dio seguridad, ya que cada paso que dábamos era hacia el resultado final que estábamos buscando.

3- Por lo que sé, la batería la grabó Gustavo Quiroga, pero ya tienen otro baterista, ¿no? ¿Qué pasó?

Walter Thompson: Cosas de la vida, desgaste, pequeños desacuerdos… A comienzos de este año nos separamos amistosamente, le deseamos lo mejor a Gustavo en todo lo que emprenda. Estamos agradecidos de todo lo que aportó a Bloodfiend en sus años en la banda desde los comienzos, él siempre será una parte importante de lo que Bloodfiend es como banda. En cuanto al baterista nuevo, en su momento anunciamos a Jonatan Zárate como reemplazo, pero a decir verdad en estos mismos momentos no sabemos si esto será realmente posible ya que nadie -ni él ni nosotros- preveíamos que esta pandemia iba a durar tanto. Así que hace poco Jonatan me dijo que no estaba seguro de si iba a podrá disponible cuando esto vuelva a la normalidad, y quedamos en que llegado el momento lo veremos. Si él puede tocar con nosotros lo hará sin compromiso, caso contrario está todo más que bien y buscaremos otro baterista. Dicho esto, quiero aclarar que Bloodfiend hoy por hoy y de ahora en adelante somos tres: Fernando en bajo, El Podrido en vos y yo en guitarra, y vamos a seguir así hasta que estemos seguros de que encontremos la persona correcta y que se adapte mejor a nuestra manera de hacer las cosas y nuestros tiempos, ya que para muchos debe ser difícil de manejar tener una banda que durante gran parte del año no ensaya ni toca. Nosotros venimos trabajando así hace casi 10 años y nos funciona.

4- ¿Buscaban algo en particular con este disco? Me refiero a si querían hacer algo más orientado hacia alguna vertiente en particular.

Walter Thompson: Sí, totalmente. Fue una búsqueda consciente de hacer algo diferente al disco anterior (“Damnation from the Deep”). Solemos actuar en reacción a lo que hicimos anteriormente, no queremos repetir la fórmula. Si bien tenemos un estilo definido y la gente puede pensar que el Death Metal es algo limitado, nosotros no lo vemos así, para nada. “Damnation…” fue un disco súper crudo, rápido y sucio, poco producido, era lo que queríamos en ese momento ya que el anterior, “Dead Blood Madness”, era más a medio tiempo y sonaba un poco más limpio. En éste la idea fue hacer el disco más trabajado compositivamente, llevar las canciones un poco más allá dentro de lo que hacemos, incorporar cosas que antes no habíamos explotado, como por ejemplo los solos de guitarra. Nuestra búsqueda es siempre por el lado de tener buenas canciones, eso es lo más importante. Queríamos que todo sea súper aceitado, que no haya ningún relleno, que cada palabra encaje, hacer buenos estribillos, arreglos más detallados, melodías más oscuras y también hacer un disco variado. Creo que “Creature of the Catacombs” es un viaje por un montón de sensaciones, no tuvimos miedo a meter unos riffs bien Heavy Metal en “Lords of the Void” por ejemplo, y sin que deje de ser puro y roñoso Death Metal. No nos influenciamos por alguna vertiente nueva o algo así, para nada. Nunca nos dejamos permear por lo que sucede en el mundo del Metal, nuestras influencias son siempre las mismas y no vamos a cambiar eso. Será loco para algunos, pero yo me inspiro más con AC/DC, Judas Priest o Slayer que con bandas nuevas. Eso no quiere decir que no escuchemos un montón de música diferente, pero en lo que respecta a Bloodfiend, el Death Metal siempre es el camino y siempre lo será.

5- ¿Qué planes tienen para 2021?

Walter Thompson: Yo creo que como están las cosas es imposible hacer muchos planes, pero lo que sí es seguro es que ni bien podamos ensayaremos nuevas canciones y al toque a meternos al estudio a grabarlas. Ya tengo varias ideas para canciones nuevas, lo que no sé es si ya será para un disco full, ya que “Creature…” acaba de salir. Tenemos un split agendado con una banda de EE.UU., porque nos quedaron unos temas grabados, pero nos faltaría agregar alguno más. Este 2021 se cumplen 10 de nuestro disco debut “Under the Evil Command”, el cual está agotado hace unos años, así que haremos algo con eso, una buena reedición para conmemorar ese disco que fue tan importante para nosotros. Y bueno, cuando se pueda tocar, ahí estaremos… La idea es siempre seguir haciendo Death Metal.

  • La versión completa de esta entrevista podés leerla en el Club Jedbangers e incluye declaraciones de Walter Thompson sobre la colaboración con Mike Perun, la problemática de la pandemia, sus discos preferidos de 2020 y un ping pong bien complicado.
  • Sumate al Club Jedbangers y accedé a más de 150 podcasts (2/3 por semana), entrevistas, informes y un sinfín de contenido exclusivo.

Comments

comments