Anathema: «pausa indefinida» por la pandemia

Los ingleses decidieron cortar con sus actividades por un largo tiempo

Por Hernán Franco

Era cuestión de tiempo. En un año complicadísimo en todo sentido, la música no ha estado ajena a todos los inconveniente ocasionados por la pandemia provocada por el Covid-19. Dentro de un panorama negro en el que la industria musical ha sido una de las más perjudicadas, una de las primeras bandas en verse en la obligación de tener que bajar la persiana ha sido Anathema.

En un comunicado publicado hace algunas horas la banda se dirigió a sus fanáticos con las siguientes palabras:

“Querida familia de Anathema: Este año es como ningún otro. Todos, incluidos todos ustedes, nos hemos enfrentado a desafíos impredecibles que han impactado tanto a nuestra situación profesional como a nuestra situación personal. En estos momentos tan difíciles, los acontecimientos de este año no nos han dejado otra opción que tomar una pausa indefinida. Como individuos, ha llegado el momento de seguir otros caminos en la vida.

Estamos más que agradecidos por el apoyo de todos ustedes a lo largo de los años. No hay fin para el amor y el respeto que tenemos por nuestros fans por darnos los mejores años de nuestras vidas. La generosidad que todos ustedes demostraron después de la inesperada cancelación de nuestra gira quedará siempre con nosotros. Nunca podríamos haber anticipado cómo sería este año.

Muchas, muchas gracias. Anathema.”

Anathema en su última visita a Argentina

Recordemos que a causa de la pandemia la banda tuvo que reprogramar la gira en la que celebrarían el décimo aniversario de su álbum “We Are Here Because We Are Here” ni bien la misma se había iniciado.

Pero ese no sería el único problema ya que toda esta situación desencadenó en un pedido de colaboración monetaria a sus fans debido a que la cancelación de la gira con todos los compromisos adquiridos les provocó un gran perjuicio desde lo económico al punto tal de declararse en quiebra.

En un comunicado publicado al respecto en el mes de marzo Danny Cavanagh había manifestado que “Nuestro mánager me ha pedido que les hablara sobre lo difícil que ha sido esta cancelación para nosotros. Ya no tenemos dinero. No tenemos para pagarle al equipo de gira, ni a la compañía de autobuses ni para afrontar los costos del merchandising. Todo fue arruinado por esta cancelación. No podemos conseguir trabajos de verano a causa de los cierres, por lo tanto estamos arruinados. Todos tenemos que pagar alquiler ya que ninguno de nosotros posee casa propia. Lo mejor que podemos hacer es generar contenido para interactuar con nuestros fans y si está dentro de sus posibilidades, que realicen una donación a través de GoFundMe. Esto sería increíble y muy bien recibido por todos nosotros”.

Hasta este momento los ingleses llevaban editados once discos de estudio atravesando por varias etapas a lo largo de su carrera a tal punto de que casi podríamos hablar de varias bandas en una. Junto a Paradise Lost y My Dying Bride conformaron una trilogía de bandas sagradas que a comienzos de los noventa supieron darle forma a todo un movimiento como el del Gothic Doom Metal. Con el correr de los años fueron mutando hacían un sonido más floydeano dando lugar a una trilogía de álbumes inolvidables como  “Eternity”, “Alternative 4” y “Judgement”. A partir de “A Fine Day To Exit” (2001) se sumergieron en un camino de experimentación continua en el que sonidos más modernos y progresivos se apoderaron de su propuesta.

Lamentablemente ante un panorama por demás sombrío es muy probable que este no sea el primer caso en el que una banda tenga que tomar la difícil decisión de ponerle punto final a su carrera o al menos sumergirse en un parate importante.

  • Para leer entrevistas con Anathema, podés checkear nuestra tienda online con los números atrasados de Jedbangers.

Comments

comments