Cadáver Putrefacto: «Hacemos Death Metal para nosotros y para el fan de este estilo, no hay misterios»

Nota por Hugo García

Ni la pandemia ni la cuarentena de 2020 impidió que el Death Metal Argentino tuviera un nuevo disco a cargo de Cadáver Putrefacto, que actualmente cuenta con el ingreso de Nicolás Wolf en guitarra, y que se sumó a Pablo Giangreco en batería y, Juan Gómez en bajo y Leonel Grismado en las voces.  La edición de “Ritual de Exsanguinación”era una excusa ideal para presentar a la banda ante el público de Jedbangers. “Antes que nada quería agradecerte por el espacio para poder difundir a la banda”, comenta Juan Gómez, comenzando el intercambio muy al estilo fanzinero. Pero Juan tiene una justificación: “hacemos un género musical que a veces le cuesta más llegar que a otros y nos da mucha alegría poder mostrarlo y sentir el apoyo”.

  1. A pesar de la pandemia y cuarentena, pudieron editar “Ritual de Exsanguinación” en 2020, un año muy especial por la cuarentena y la pandemia. ¿Ya tenían algo terminado desde antes de la pandemia?

JUAN GOMEZ: Habíamos empezado a grabarlo a fines de 2019, y para febrero de 2020 terminamos con la grabación de todas las baterías, y cuando estábamos por empezar a grabar el resto nos agarró la pandemia y atrasó un poco las cosas. Esperamos a ver cómo evolucionaba todo y cuando vimos que venía para largo decidimos empezar a grabar a la distancia, cada uno en su casa. Primero hicimos un adelanto y tuvo muy buena respuesta, así que nos incentivó para seguir y terminamos grabando el disco entero de esta manera.

  1. ¿Cómo afectó la pandemia a Cadáver Putrefacto?

LEONEL GRISMADO: La pandemia afectó a la escena metalera a nivel mundial y en lo que respecta a Cadáver Putrefacto, lo que más perjudicó a la banda fue la imposibilidad de juntarse para ensayar y componer, que si bien gracias a la tecnología se puede hacer a la distancia, no es lo mismo que si se hiciera en persona. También afectó al tema de las presentaciones en vivo que por supuesto no hubo ninguna. Igualmente, en líneas generales, la banda no se quedó de brazos cruzados ya que pudimos terminar de grabar el segundo disco y tuvimos la suerte de que sea editado en formato físico. La tecnología a veces es criticada pero en esta pandemia nos ayudó mucho a que no nos quedemos estancados.

  1. ¿Cómo, cuándo y dónde grabaron el disco?

J.G.: Como te comentaba antes, arrancamos a fines de 2019 con la batería en el Estudio Recrear, luego como nos llegó la pandemia, las guitarras y el bajo los grabó cada uno en su casa y le mandamos las pistas a Clovis Avile Torrilla a su estudio casero, él fue el encargado de la mezcla y masterización del álbum. Una vez que estaba la música casi encaminada Leonel fue a grabar las voces a ese estudio. Y de ahí en más fue cuestión de enviarnos mezclas y luego los masters de manera digital y así fuimos buscando el sonido que nos convenció a todos. Fue un tanto más complicado que de una manera convencional estando todos juntos en un estudio, ya que cuando a uno le gustaba saltaba otro que no y así infinidad de veces, pero el resultado final nos dejó muy conformes a todos. Se logró un sonido bastante profesional que era lo que buscábamos.

  • La versión completa de esta entrevista podés leerla en el Club Jedbangers e incluye declaraciones de Cadaver Putrefacto sobre la composición del disco debut, la escena de Death Metal argentino, sus discos preferidos de 2020 y un ping pong bien complicado.
  • Sumate al Club Jedbangers y accedé a más de 200 podcasts (2/3 por semana), entrevistas, informes y un sinfín de contenido exclusivo

Comments

comments