Exclusivo: según Brann Dailor, Mastodon vendría antes de fin de año

Entrevista express con el hombre orquesta.

Reportaje por Fabrizio Pedrotti.

En mayo, Mastodon encarará un tour junto a Primus, que los llevará por todos los Estados Unidos. Pero antes pasarán por México, lo que hacía prever que la banda podía llegar a bajar hasta la Argentina y los países aledaños. “Queremos ir, obviamente, pero será después, explica el baterista Brann Dailor del otro lado de la línea, desde su casa en Atlanta.

Dailor sigue disfrutando del éxito de “Emperor of Sand” y del EP “Cold Dark Place” (ambos de 2017). En enero de 2018, la banda ganó un Grammy por la canción “Sultan’s Curse”, luego de cinco nominaciones. Además debutó en el primer puesto del Billboard Rock Chart, y la misma posición para el ránking de ventas físicas.

Por todo esto, la ansiedad de ver nuevamente a Mastodon es mayor. “Sudamérica es uno de mis lugares favoritos para tocar, ¡es genial! Me dijeron que vamos a ir en septiembre o un poco después. Me gustaría hacer un tour hecho y derecho por la región. Bajamos muy poco y no entiendo por qué, si los fans son buenísimos y los amamos. Creo que simplemente recibimos más ofertas de Europa y los Estados Unidos. Pero cada vez que vamos a Sudamérica, decimos: ‘¡Deberíamos venir más seguido!’, y luego pasan varios años”.

La primera visita de Mastodon a Buenos Aires fue en noviembre de 2012, en el accidentado Maquinaria Fest. Tres años más tarde, presentaron “Once More ‘Round the Sun” (de 2014) en el Teatro de Flores, junto a Gojira. Nuevamente, las cosas no salieron del todo bien: el sonido no estuvo del lado de los de Atlanta.

De aquel disco se desprende uno de los temas más complicados para tocar, según Brann Dailor: “Aunt Lisa”. “Sobre todo porque tiene mucha energía, y porque también lo canto”, revela. Pero pensé que iba a ser más difícil: una vez que empecé a hacerla, salió de diez. Fue un alivio”.

En esta nueva etapa, no faltan las canciones desafiantes (como “Jaguar God” y “Andromeda”). Pero lo que sigue molestando a Brann es el viejo “Asleep in the deep”, en el que hace la parte vocal. “Todavía no lo dominé -admite frustrado-. Es complicado tocar y cantarlo a la vez, porque tiene un compás raro. ¡Tengo que hacer una maniobra polirítmica! Lo practico un montón en mi sótano para tratar de sacarlo, así que algún día lo haremos en vivo”. Esperemos que sea en la Argentina.

-En las siguientes giras, ¿van a agregar temas de “Cold Dark Place”?
No creo, porque ya incluimos “Toe to toes”. Pero como el tour con Primus es tan largo, vamos a armar dos listas. Por ejemplo, estarán “Trilobite” de “Remission” (2002); “Capillarian Crest” de “Blood Mountain” (2006), y “Hail to Fire”, del EP “Call of the Mastodon” (2001). Son canciones viejas que no tocamos hace dieciséis años.

-Hablando de lo que viene, ¿tenés algún concepto para el próximo disco?
Todavía no. Sí hay algunos riffs dando vuelta, y Brent está laburando bastante en eso. Tenemos millones de partes distintas, que habrá que juntar.

-Antes de “The Hunter” (2011) tenías un concepto que hablaba de “un volcán debajo del agua”. ¿Creés que eventualmente lo van a usar? ¿Guardás esa clase de cosas para más tarde?
Sí, quizás lo hagamos. Al componer guardo todo, y después expando esas ideas en canciones. En general me vienen desde los riffs, porque los veo como una pequeña película en mi cabeza. A ese que nombrás lo íbamos a usar con “The Hunter”, pero Brent no estaba muy emocionado con hacer otro disco conceptual. Igual, todo bien: ¡quiero que todos estén contentos!

Comments

comments